viernes, 10 de febrero de 2017

Monumento colosal es vigilante del orureño

Está erigido en la cima del cerro Santa Bárbara, a 3.850 metros sobre el nivel del mar, con una altura de 45.4 metros, mostrando su colosal presencia que vigila las actividades de los orureños, se trata del monumento a la Virgen del Socavón, que ahora se convirtió en uno de los mayores atractivos de la Capital del Folklore de Bolivia.

La idea de erigir este monumento nace a finales de la década de los ´90 y a partir de ello se tuvo que esperar casi 15 años para verlo hecho realidad, gracias a la gestión de varias administraciones de la Alcaldía de Oruro, además de ideas y proyectos como de Jorge Azeñas, plasmados en una obra envidiada por muchos.

La altura del monumento es de 45,4 metros, equivalente a un edificio de 14 pisos, con un peso aproximado de 1.500 toneladas de piedra, acero y cemento, tiene una capa de resina de poliéster y fibra de vidrio, obra que se convierte en realidad gracias al trabajo de profesionales nacionales, como Rolando Rocha, que acompañado de 110 obreros pueden tener el orgullo de haber construido el monumento religioso más alto de Latinoamérica.

Comparando con otras esculturas del mundo es la más alta de todas, de mayor tamaño que el Cristo Rey de Polonia que tiene 35 metros, el Cristo del Corcovado de Río de Janeiro en Brasil que tiene una altura de 38 metros, y el Cristo de la Concordia de Cochabamba que mide 40,44 metros.

El monumento es una representación de la imagen de Nuestra Señora del Socavón, que logró la devoción de miles de hombres y mujeres, quienes demuestran su fe bailando en el Carnaval de Oruro, que se convirtió en Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad el 2001 nombrada así por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

La inversión de 8.700.000 bolivianos para ejecutar la obra fue financiada por el Gobierno Autónomo Municipal.


No hay comentarios:

Publicar un comentario