viernes, 2 de diciembre de 2016

Técnicos de la Gobernación de Oruro Sin lluvias en tres meses el Uru Uru desaparecería

Si en tres meses no llueve, el lago Uru Uru desaparecerá, según concluyeron técnicos de la Gobernación de esta capital.

La proyección en base a datos científicos establece que el Uru Uru desaparecería en su totalidad, si el comportamiento de las lluvias no llegaría a ser favorable en toda la región.

Según el diario local La Patria, a ello se suman algunos desvíos del curso de las aguas del río Desaguadero que es la fuente principal de este espacio natural que está en riesgo.

Según el diario local La Patria, el mismo gobernador Víctor Hugo Vásquez, reconoció esta situación.

La autoridad declaró que durante una inspección realizada por técnicos de la Gobernación en los últimos días se comprobó que el 34,4% del total de la superficie total del lago Uru Uru (aproximadamente 135 kilómetros cuadrados) está seco y que la profundidad de sus aguas es menor con relación a gestiones anteriores.

Señaló que es importante identificar las causas para emprender acciones que permitan preservar este espacio natural, que en tres meses podría desaparecer en su totalidad.

“Haciendo un análisis mucho más realista desde nuestra experiencia, calculamos que si no llueve en los próximos tres meses, se secaría el lago Uru Uru y eso sería catastrófico. Quiero volver a reiterar, el lago Uru uru no está muerto”, afirmó el gobernador Víctor Hugo Vásquez.

CAUSAS

En gestiones pasadas, el promedio del caudal del río Desaguadero que alimenta por año a los lagos Poopó y Uru Uru llegaba a 11 metros cúbicos por segundo, que en los últimos años se redujo en gran proporción, llegando a registrar menos de un metro cúbico por segundo, cifra alarmante.

Esto se debe, por un lado, a los efectos del cambio climático y la evaporación del agua en un menor tiempo, pero sobre todo a los desvíos realizados en el curso del Desaguadero para la actividad agropecuaria en el riego de cultivos, y la actividad minera según lo establecen estudios realizados por el Centro de Ecología y Pueblos Andinos (CEPA).

Son dos desvíos encontrados en el curso del río Desaguadero, el primero, a la altura de la localidad de Huancaroma, que emplearía 552 litros por segundo para la actividad agropecuaria, el segundo desvío en el ex canal Comibol, que emplearía grandes cantidades de agua para la actividad minera en Oruro.

De los 135 kilómetros cuadrados de extensión aproximada del lago Uru Uru, el espejo de agua abarcaría un espacio comprendido en 82% de superficie, y con una profundidad de 79 centímetros menor a un metro, que es la gran preocupación de las comunidades que provoca la desaparición de las especies de peces por el calentamiento del agua.

Una comisión de técnicos e instituciones encaminarán un trabajo con el propósito de regular el empleo de aguas del Desaguadero, siendo de vital importancia para garantizar los niveles del Uru Uru que cada vez van en menor magnitud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada