viernes, 5 de agosto de 2016

En Oruro salvan edificios patrimoniales de demolición

La Secretaría de Gestión Urbana Territorial del municipio de Oruro informó que se “salvó” a varios edificios, que por arquitectura fueron declarados patrimoniales, de ser demolidos.

El caso más reciente es el de la casona de la familia García Meneses, ubicada en la calle Car, Bacovick y 6 de Agosto, que estaba a punto de ser destruida de haber sido oportuna la intervención de la Alcaldía, informó el titular de Gestión Urbana Territorial, Carlos Delgado, al periódico local La Patria.

“Hemos visto que el edificio patrimonial de la familia García Meneses, ubicada en la calle Caro, Bacovick y 6 de Agosto iniciaba un proceso de demolición, en este sentido, la jefatura de Regulación Urbana, dentro de sus competencias y la Dirección de Patrimonio y Turismo, han tomado los recaudos respectivos para, de manera preventiva, paralizar las obras de demolición que se realizaban en este sector”, remarcó.

Según informó el responsable del municipio, se está iniciando un proceso de valoración para determinar cuál es el porcentaje de afectación a este edificio patrimonial, que está protegido por la Ley 530 del Patrimonio Cultural de Bolivia y por la Constitución Política del Estado. Además que se encuentra catalogado por el Instituto Boliviano de Cultura desde 1990.

La denuncia de esta afrenta al patrimonio orureño llegó desde el Colegio de Arquitectos a través de la Sociedad de Historia y Patrimonio, logrando paralizar las obras de demolición.

Ahora las personas que iniciaron los trabajos de demolición, se podrían enfrentar a un proceso penal, por maltratar el patrimonio nacional.

“El edificio de acuerdo a los actuados del día viernes (29 de julio), se encuentra precintado. Las sanciones fundamentalmente son penales, porque están tipificadas dentro la ley 530, que tiene una vinculación con el Código Penal, será la dirección de asuntos jurídicos que evaluará el daño y a partir de estos, se generarán las responsabilidades a los que hayan infringido esta norma”, remarcó Delgado a La Patria.

EDIFICIOS PATRIMONIALES

En la ciudad de Oruro, se puede observar una serie de edificios, algunos de ellos de la época republicana, los mismos que merecieron un estudio desarrollado por reconocidos historiadores del medio, respecto al diseño e historia de la arquitectura llegando a la conclusión que es un patrimonio que debe ser resguardado por la ciudadanía.

Por ejemplo, historiadores contemporáneos como Miguel Salas están inmersos en la historia de lo que significó en su época el mercado Fermín López. Al respecto, Salas hace una remembranza del antiguo mercado.

Se inició la construcción del Mercado Central Fermín López en la gestión del alcalde José Víctor Zaconeta en 1903, este centro de comercio surgió a raíz de la necesidad de los pobladores, quienes traían mercadería de Iquique, ya que en ese tiempo debían descargar la mercadería en las afueras de la ciudad, esto era considerado como rústico y la ciudadanía exigía un espacio más confortable para adquirir los productos.

Pero Oruro cuenta con más edificios patrimoniales como el de la Casa de Correos, la Aduana, el Palacio Prefectural, los mismos que fueron construidos bajo la dirección del profesional titulado en París, el paceño Adán Sánchez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada