miércoles, 17 de agosto de 2016

Conflicto del pan no tiene solución

El conflicto del incremento del pan de batalla a 50 centavos y su resistencia por parte de vecinos y autoridades de la región no encontró solución, a pesar de la presencia de personeros de la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa) quienes explicaron el por qué no se puede rebajar el precio del quintal de harina a 150 bolivianos, panaderos federados anunciaron que la elevación está vigente y vecinos ratificaron su postura de rechazo.

La reunión con personeros de Emapa, autoridades y representantes de las instituciones del departamento se cumplió ayer en horas de la mañana en ambientes de la Gobernación de Oruro, donde se planteó el pedido de rebajar el quintal de harina a 150 bolivianos.

En este encuentro los personeros de Emapa explicaron por qué se efectuó la subida del quintal de harina a 160 bolivianos, monto que estará vigente hasta finales del mes de noviembre cuando se tengan las cosechas de trigo del país y de Argentina.

El alcalde Edgar Bazán, señaló que una vez recibida la explicación del gerente de Emapa, Avelino Flores, quien mencionó que el quintal de harina seguirá en 160 bolivianos, este costo es coyuntural y se mantendrá hasta el mes de noviembre.

Indicó que a pesar de esto los panificadores independientes ratificaron su posición de expender el producto a 40 centavos y lo que piden al Gobierno Municipal es brindar garantías para que no sufran amedrentamientos por esta situación.

"Técnicamente no es posible rebajar (el precio de) la harina en este momento por lo tanto pedimos a los dirigentes del sector federado a que puedan vender el producto a 40 centavos, ojalá puedan comprender esto, pero existe la garantía de los panaderos independientes de mantener este precio", afirmó.

Por su parte, el presidente de la Federación Departamental de Juntas Vecinales (Fedjuve), Alex Conde, señaló que a pesar de que la harina subió de precio esto no afecta a las ganancias de los panificadores y eso se mostró con los panaderos independientes que continúan expendiendo el pan a 40 centavos.

"Nosotros seguimos apoyando a los panificadores independientes y no vamos a permitir que se suba este costo porque un incremento de 10 bolivianos en el quintal de harina no es pretexto para querer subir el precio", mencionó.

FEDERADOS

Por su parte el sector panificador federado, luego del encuentro se reunieron y decidieron mantener su posición de incrementar el costo del pan de batalla a 50 centavos y añadieron que asumirán férrea defensa de esta posición y no permitirán que su venta sea coartada por los gendarmes municipales.

Santos Herrera, dirigente de este sector, responsabilizó a las autoridades locales sobre cualquier enfrentamiento que ocurra por esta determinación, ya que en su criterio no mostraron la cara para decirle al sector panificador el por qué no se rebaja el quintal de harina.

Mencionó que no amedrentarán a los panaderos independientes pero que igual pedirán que se les distribuya la harina de Emapa porque su venta es libre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada