jueves, 21 de julio de 2016

Carta Orgánica atribuye al Municipio demoler construcciones clandestinas

El Gobierno Autónomo Municipal de Oruro (GAMO), mediante sus instancias pertinentes, tiene plena potestad para demoler construcciones clandestinas que no demuestren su derecho propietario o no cuenten con documentos debidamente saneados y ese derecho está garantizado en la Carta Orgánica Municipal cuya aprobación se debate en sesiones que se llevan a cabo todos los martes, en la Casa Municipal de Cultura.

Precisamente fue el tema de debate central durante casi 5 horas, en la sesión de este martes 19 de julio y después de arduas discusiones entre los asambleístas habilitados, finalmente se aprobó su inclusión en el numeral del artículo 46, de este documento que contempla en total, 158 artículos.

"Lo importante es que se ha respetado la atribución que tiene el alcalde o la alcaldesa para demoler aquellas construcciones que cumplan con todas las normas municipales; hecho que debe regularse a través de una ley municipal específica que en su momento aprobará el Concejo", explicó la coordinadora de la Carta Orgánica Municipal en Oruro, Mariela Huarachi.

"Había una gran preocupación en la población que decía no pueden demolerse construcciones así por así, el grado de infracciones que se cometan y el procedimiento sobre todo para la demolición; sin embargo, tras este debate y con la garantía de que estas acciones serán reguladas mediante una Ley Municipal, se ha podido superar este debate", complementó.



ARTÍCULO 47

Luego de superar el artículo 46 que ha sido uno de los más debatidos en la elaboración de la Carta Orgánica Municipal en Oruro, se pasó a considerar el artículo 47 que está referido a los servidores y servidoras públicas que trabajan en el Municipio; lo cual fue más polémico todavía.

Una representación de funcionarios municipales, además de los principales dirigentes del Sindicato Mixto de Trabajadores Municipales, el Sindicato de Obras Públicas y también el Sindicato de Trabajadores de Avance de Obras; se hicieron presentes en la sesión para dar a conocer su posición y garantizar, sobre todo en el caso de los sindicalizados sus derechos laborales.

Se ingresó al debate, pero tras la intervención del dirigente vecinal René Villarroel, quien hizo alusiones directas a los trabajadores y funcionarios municipales subiendo de tono la discusión; la presidenta del Concejo Municipal, Magda Suaznábar, decidió suspender la sesión hasta el próximo martes, para evitar que se cometan excesos.

Fue la sesión donde menos se pudo avanzar, restando aprobar un total de 112 artículos todavía, incluyendo el 47 que recién ha ingresado en consideración y donde los representantes de los trabajadores han comprometido traer propuestas para la siguiente semana.

"No existen plazos fatales para concluir este debate, pero sí se está retrasando la aprobación de este documento. Esperamos que en la sesión del martes 26 de julio, no tropecemos con dificultades y podamos avanzar lo más que se pueda", finalizó Mariela Huarachi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada