martes, 28 de junio de 2016

Jorge Luna Pommier

Nació en la ciudad de Oruro el 25 de octubre de 1906, cariñosamente se lo llamaba “Ch’apy Luna”, tuvo en vida muchos reconocimientos y las autoridades orureñas lo declararon “Ciudadano Ilustre”.

Se inició en el arte de la música siendo niño, a los siete años de edad, acompañando a su padre Don Gregorio Luna, que era director de una escuela donde escuchaba la enseñanza del Himno Nacional.

Destacado pianista y director de orquesta, compuso bellas obras musicales, que fueron interpretadas por destacados artistas nacionales e internacionales, como su “Sinfonía Urus” que fue interpretado por orquestas de Estados Unidos y de Alemania.

Le gustaba la música bailable y el jazz americano, es así que en 1928 viaja a Chile donde integró en varias orquestas con las que inició una larga gira y a su regreso a su tierra natal asistió a la Guerra del Chaco salvando milagrosamente su vida.

Compositor muy solicitado en aquellos años de 1938 y 39 por el entonces presidente de Bolivia Germán Busch para que tocara el piano en reuniones de esparcimiento.

Jorge Luna Moreira (Prof. de música y sobrino del Compositor) decía: “el valor de la música del maestro Luna, radica en que la sacó de lo sórdido y de lo plebeyístico, sin perder la raíz del folklore y de índole entrañablemente popular, supo jerarquizarla y dignificarla”.

El “ch´api” Luna como se lo conoció popularmente, compuso temas con las que vibró profundamente su alma y su ingenio musical, encontrando una fuerte inspiración en la naturaleza y fisonomía oriental. Compuso los temas “Alma Cruceña”, “En el palmar”, “Novia Santa Cruz”, “Serenata Cruceña”, “Pena camba” y otros, con letras de destacados poetas y letristas que tuvieron vivencia en las melodías muy bien logradas del compositor, en sentidas estro-fas que adquirieron vida en carnavalitos, taquiraris, valses, canciones y poemas de los maestros: Raúl Otero Reich, Gilberto Rojas, Walter Fernández Calvimontes, Luis Mendizabal Santa Cruz, Guillermo Vizcarra Fabre y muchos otros que obtu-vieron vida sus poemas en la música de Jorge Luna.

Sus composiciones lo interpretaron artistas como el dúo Las Kantutas, Raúl Shaw Moreno, Pepita Cardona, Gladys Moreno, Los Fronterizos, Ariel Ramírez con Jaime Torrez, recorriendo así su música por el mundo. Sus obras fueron grabadas en Discos Méndez, la RCA Víctor de Buenos Aires, Phillips y en muchas otras casas disqueras.

Falleció el 4 de febrero de 1949, el “ch´api Luna” sólo conservó entre sus riquezas el recuerdo y la memoria de sus composiciones, sus interpretaciones vivi-rán siempre en el recuerdo de los bolivia-nos, porque su música seguirá siendo in-mortal como lo es él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada