jueves, 2 de junio de 2016

En 2 años Gobernaciones y municipios reducirían en 35% sus ingresos

El año pasado, gobernaciones y municipios ya sufrieron una disminución de aproximadamente 15 por ciento (%), y para esta gestión se tiene previsto que disminuya en un 20 por ciento más, por tanto, en dos años, la disminución sería de más de 35% sostiene la Fundación Jubileo.

"Los recursos que los gobiernos subnacionales reciben por transferencias de impuestos y regalías son porcentajes de las recaudaciones nacionales, por tanto, si los ingresos nacionales disminuyen, también lo harán los ingresos de gobernaciones y municipios", señala un estudio de la mencionada Fundación.

En gobernaciones, la disminución es de 26% y en gobiernos municipales es de 17%, siendo las instancias más afectadas las que dependen en mayor grado de los recursos provenientes de hidrocarburos, como regalías e Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH). Esta disminución incluso podría ser mayor considerando la caída de precios del petróleo por debajo de 45 dólares, como se ha registrado al inicio de esta gestión.

A pesar de la autonomía reconocida por la Constitución y la Ley Marco de Autonomías, la actual normativa no permite a los gobiernos subnacionales la generación de mayores ingresos propios, como ser vía impuestos, por lo que las transferencias recibidas por coparticipación de impuestos y renta extractiva son el principal ingreso de gobernaciones y municipios, con una alta dependencia.

Jubileo da cuenta de que si bien algunas gobernaciones y municipios aún tienen algunos saldos acumulados en cuentas, éstos están disminuyendo, principalmente desde finales de 2014, por lo que en el corto plazo la caída de las transferencias afectará de manera significativa su disponibilidad de recursos. El efecto casi inmediato será la reducción de sus gastos e inversiones, con lo que surge la necesidad de promover reformas para que generen mayores ingresos propios.

Ante esta situación, la Fundación plantea dos principales alternativas, una revisión de la distribución de los recursos, para que el Gobierno central asigne mayores porcentajes de distribución hacia los niveles subnacionales, en especial gobernaciones, que son las instancias más afectadas y que en general cuentan con menor financiamiento.

Y una revisión del sistema tributario y de la Ley de Clasificación de Impuestos, desconcentrando la recaudación de algunos impuestos a favor de gobiernos subnacionales o permitiendo que realmente puedan crear nuevos impuestos regionales o locales. Es decir una transferencia, no de recursos, sino de atribuciones recaudatorias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada