lunes, 30 de mayo de 2016

Transparencia investiga obras mal ejecutadas por ex administración edil

Según el alcalde de Oruro, Edgar Bazán Ortega, existirían alrededor de 10 proyectos que habrían sido mal ejecutados durante la ex administración municipal, estos se encuentran en etapa de investigación por la Unidad de Transparencia, y se aguarda por el criterio de expertos que podrían ser determinantes para emprender posibles acciones en la vía legal.

Durante la gestión de la ex alcaldesa Rossío Pimentel, se habrían ejecutado una serie de proyectos en la ciudad, los cuales fueron presentando distintas irregularidades. Transparencia del Gobierno Autónomo Municipal de Oruro (GAMO), investiga al menos 10 procesos entre los cuales, se destaca el proyecto de la construcción del monumento a la Virgen del Socavón que habría quedado inconcluso, "los otros trabajos continúan investigándose, particularmente los pavimentos de la avenida salida al Valle, el contorno de la Terminal de Buses, de la avenida Panamericana y una calle de la zona Sur. Estamos a la espera de un criterio de la Universidad Técnica de Oruro y con eso concluimos, si amerita, nosotros pondremos a consideración del Ministerio Público, para que esta instancia, en representación del Estado y la sociedad, inicie con las investigaciones que corresponda sobre estos trabajos que estamos haciendo", afirmó la primera autoridad edil, Edgar Bazán Ortega.

En cuanto a montos económicos presupuestados en cada proyecto observado, aún no se tiene el dato exacto del total destinado para su ejecución, sin embargo, se entiende que, por instrucción del ejecutivo municipal, esta información deberá ser de conocimiento público hasta fin de mayo.

PROCESOS EN LA FISCALÍA

Cabe señalar además que, del total de los procesos que son objeto de investigación, son dos los que fueron puestos a conocimiento del Ministerio Publico. El proyecto de recapamiento de las calles de Plazuela de la Ranchería considerado como una "obra fantasma", y la utilización de recursos económicos del IDH equivalente a más de un millón de bolivianos, empleados para efectuar pagos económicos a médicos y paramédicos, producto del desplome de una de las pasarelas en el Carnaval 2014.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada