martes, 10 de marzo de 2015

Oruro pasó un día en medio de 140 toneladas de basura

La ciudad de Oruro pasó un día en medio de 140 toneladas de basura que estaba botada en los mercados, plazas y calles de la ciudad, como consecuencia de un paro de actividades que decretaron los trabajadores de la Empresa Municipal de Aseo Oruro (Emao), exigiendo la destitución de varios funcionarios.

El gerente de la empresa, Guillermo Quispe, dijo que logró dialogar con los dirigentes del Sindicato de Trabajadores de EMAO para explicarles que la situación económica “es más difícil de lo que uno se imagina y, por ese motivo, no se puede despedir a ningún otro funcionario, porque no alcanza el dinero para el pago de beneficios sociales”.

Sin embargo, dos funcionarios de los cuatro, que se encontraban en la lista, “ya han sido despedidos, como el caso del gerente general, Angel Arellano, y del relacionista público, Richard Flores, pero aún no se puede concretar el despido de Orlando Rojas y Jorge Arenas, porque la empresa no tiene recursos ni siquiera para pagar sueldos”.

“Hemos pedido a la Empresa de Luz y Fuerza Eléctrica de Oruro la cancelación de un anticipo del 50 por ciento de la recaudación que se obtiene a través de esa empresa, para cumplir el pago de los sueldos de febrero a los trabajadores. El otro 50 por ciento de la recaudación se podría cancelar hasta el 20 de cada mes, como se encuentra establecido en el contrato”, aclaró Quispe.

Para el pago de la indemnización de los funcionarios despedidos se requieren por lo menos 120.000 bolivianos, suma de dinero que no existe en las cuentas de la empresa de aseo.

El paro de actividades de los 120 barrenderos, afiliados al Sindicato de Trabajadores de Emao, se concretó ayer. Sin embargo, el recojo de los desechos sólidos no se ha concretado desde el pasado sábado por la noche, dejando a la ciudad, en medio de grandes promontorios de basura, especialmente en las inmediaciones de la plaza 10 de Febrero, plaza Castro y Padilla, mercado Campero y mercado Fermín López. En la esquina del mercado Bolívar, las condiciones se tornaron más deprimentes, por la existencia de gran cantidad de desperdicios, donde se reúnen decenas de canes para pelear por un trozo de alimento.

El alcalde municipal, Juan José Ramírez, dijo que instruyó a los funcionarios de Medio Ambiente y Saneamiento Básico a “recoger la basura, especialmente de los centros educativos de la ciudad, para garantizar la normalidad en las actividades escolares”.

Dijo que se ha acumulado “bastante cantidad de basura en las calles, que están provocando problemas de contaminación del medioambiente” y prometió dialogar con los trabajadores para resolver el conflicto a la brevedad posible.

Los trabajadores exigen el cambio de los cuatro ejecutivos de EMAO, porque “fueron impuestos por la exalcaldesa Rossío Pimentel, a pesar de las observaciones que se han hecho, anteriormente, porque no existía planificación en el manejo administrativo y económico”.

Según el gerente de la empresa EMA, Guillermo Quispe, a partir de las 16.00 horas de ayer, se restableció el servicio, ya que después de explicar la situación económica a los trabajadores, éstos aceptaron esperar la aplicación de medidas drásticas para resolver los conflictos económicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada