domingo, 3 de marzo de 2013

Comercio de ropa usada continúa creciendo en Oruro

A más de cinco años de la prohibición de ingreso de ropa usada a territorio nacional y cerca de 4 años de la prohibición de su comercialización, el mercado de prendería usada continúa creciendo en predios del mercado Kantuta.

De acuerdo al estudio "Impacto de la Importación de ropa usada en Bolivia" presentada por el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) el 2005, es a partir del año 2000 que el flujo de importaciones legales e ilegales de ropa usada, encuentra mecanismos adecuados para su comercialización sin restricciones en mercados del país.

Actualmente se vende ropa usada en importantes mercados de diferentes ciudades bolivianas como ser: la feria 16 de Julio en la ciudad de El Alto, el mercado Kantuta en Oruro, el mercado de ropa en la calle Figueroa de La Paz, el mercado Esteban Arce y la calle 25 de Mayo y San Martín en la ciudad de Cochabamba y la feria Cumavi en Santa Cruz.

La producción nacional tiene competencia desleal con la venta de prendas a medio uso, y el contrabando afirmó el gerente de la Cámara de Industrias de Oruro (CIO), José Peñaranda.

Por su lado los comerciantes de ropa en los mercados Fermín López y Campero, reclaman que exista un negocio grande de ropa usada, que no permite la comercialización de ropa de producción nacional o de importación legal.

"No es justo que nosotros paguemos al Municipio, y también contribuyamos con el pago de nuestros impuestos y se emita la nota fiscal correspondiente por una prenda de 60 bolivianos y los ropavejeros que venden prendas de hasta 150 bolivianos de manera ilegal no aporten al estado", señaló la señora Gladis Cartagena, propietaria de una tienda de ropa deportiva.

NORMAS

El Decreto 28761 prohíbe la importación de prendas usadas a partir del 21 de abril de 2007, estableciendo que se deje de comercializar desde el 1 de marzo de 2008.

El 18 de abril de 2008 se promulga el Decreto 2952, que en su artículo único señala la prohibición de la venta de prendería usada en territorio nacional, norma que debía aplicarse desde abril del año 2009, sin ningún avance hasta esta gestión.

Sin embargo los comerciantes de prendería usada en los últimos años fueron creciendo, a nivel nacional son 250 mil comerciantes que están organizados en la "Comisión nacional de defensa de ropa usada y prendería a medio uso" quienes defienden frontalmente su fuente de trabajo.

Según datos del Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural solo 5.048 personas se inscribieron en el Programa de Reconversión Productiva, de los cuales más de dos mil beneficiarios fueron habilitados y sólo 563 pudieron acceder a otro tipo de actividad productiva. Este proceso fue impulsado con recursos de un fideicomiso del Tesoro General de la Nación (TGN) de 80 millones de bolivianos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada