martes, 29 de enero de 2013

Cambio de nombre del aeropuerto "Juan Mendoza" es desconocer la historia de Oruro

Ante las declaraciones emitidas por el ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Vladimir Sánchez, en su reciente inspección al aeropuerto "Juan Mendoza", sobre un posible cambio de nombre de dicha terminal, el asambleísta departamental por Unidad Nacional (UN), Eduardo Campos, señaló que sería una falta de respeto a la historia e identidad de los orureños y su desconocimiento.

"Las declaraciones del ministro de Obras Públicas, Vladimir Sánchez, referidas a que está por definirse el nombre del aeropuerto de Oruro, son una nuestra del desconocimiento que tiene éste dignatario de Estado sobre la historia de la aviación boliviana y en particular de la historia de Oruro", refirió Campos.

Añadió que el aeropuerto que lleva el nombre de Juan Mendoza, primer aviador orureño, es parte de la historia de la aviación boliviana y lleva ese nombre en honor al primer piloto boliviano que a muy pocos años de haberse hecho realidad el sueño del mundo entero de realizar vuelos pilotados, logró en nuestro medio, semejante proeza.

"Ni el propio Presidente Morales tiene la potestad de cambiarle el nombre al aeropuerto, por varios motivos, entre ellos: porque no se trata de un nuevo aeropuerto, sino de su remodelación y modernización del ya existente, por otra parte, el aeropuerto "Juan Mendoza" representa una serie de grandes hechos históricos que se lograron para la aviación boliviana, en los tiempos en los que Oruro se caracterizaba por su vanguardia", añadió.

Campos también hace referencia a que Miguel Salas, historiador orureño, menciona que fue en 1915 cuando se organizó la primera institución aérea del país, por un "Comité Pro Escuela Militar de Aviación de Oruro" que logró recaudar fondos para que se produzca el primer vuelo en nuestro medio el 30 de julio de ese año, sobrevuelos que fueron presenciados por el joven Juan Mendoza, que motivado por ello decidió más adelante formarse como piloto.

Los primeros días de enero de 1916, gracias al aporte económico de los propios orureños, sin auxilio alguno del Gobierno, el hábil mecánico Mendoza partió rumbo a la distante capital argentina, con la promesa en el corazón de lograr superar las pruebas físicas,

teóricas y prácticas del estudio del vuelo.

"Está muy claro para los orureños que Juan Mendoza es uno de sus hijos pródigos y el aeropuerto es parte de su historia de glorias, en los años en los que aún el centralismo de Estado no había subordinado a nuestra región. El ministro Sánchez parece desconocer todo esto y de una manera muy interesada pretende arrogar una atribución que no tiene al Primer Mandatario, ojalá que el sentido común se imponga y a última hora no quieran realizar el cambio que amenazan", finalizó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario