jueves, 22 de noviembre de 2012

Censo 2012: Oruro aspira a más de 500.000 habitantes

El Departamento de Oruro aspira tener más de 500.000 habitantes en la ciudad y las 16 provincias, con los resultados del Censo de Población y Vivienda, para salir de dudas sobre el crecimiento constante de su gente y la migración hacia diferentes ciudades del oriente del país.

El 2001, los habitantes de la ciudad de Oruro alcanzaron a sumar apenas 241.230, una cifra inferior con relación a las otras capitales que avanzan aceleradamente en cuanto a la cantidad de población, particularmente Tarija, que ha crecido notoriamente con la producción de hidrocarburos durante la última década.

El departamento de Oruro tenía 391.870 habitantes, según el censo del 2001. Durante diez años, debía llegar a los 500.000, por lo menos, pero el fenómeno de la migración a otras partes del país es uno de los graves obstáculos para la planificación de su desarrollo. El departamento de Tarija tiene también 391.226 habitantes, pero en diez años se prevé un crecimiento superior al que tiene Oruro.

Beni y Pando son departamentos con menor crecimiento con relación a Oruro. Beni, sin embargo, no deja de ser importante, porque avanza con mayor celeridad que Pando, hasta tener 362.521 habitantes. Pando llega a los 52.525 habitantes.

LA POBREZA EN ORURO

La pobreza en el departamento de Oruro ha disminuido, pero no en la misma proporción que otros departamentos. Por ejemplo, en 1976, la población con necesidades básicas insatisfechas alcanzaba al 84.5 por ciento. En 1992, esa cantidad ha disminuido al 70.2 por ciento, mientras que el 2001, llegó a bajar hasta el 67.8 por ciento. Es posible que la pobreza haya bajado al 2012 hasta el 64 por ciento, pero ese resultado con mayor claridad será emitido por el Censo de Población y Vivienda.

Sería una sorpresa para Oruro, bajar la pobreza por lo menos en un 5 por ciento en los últimos diez años, ya que aproximádamente 30.000 campesinos, que llegaron a los alrededores de la ciudad y construyeron sus casas en terrenos ajenos y baldíos, aumentando su capital y sus ingresos económicos, a pesar de la ilegalidad en la que habrían incurrido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada