jueves, 2 de febrero de 2012

Huanuni quiere colocar mojones a sus límites

Un cabildo cívico determinó que ayer se cumpla un paro cívico de 24 horas en Huanuni en previsión de un posible problema de límites con la provincia Poopó y sus habitantes están dispuestos a colocar mojones en los límites de esta población.

Distante a 54 kilómetros de Oruro, Huanuni es considerada como la capital del estaño y cuenta con una población de 40 mil habitantes. “Ocurre que nuestra localidad está creciendo y es oportuno definir nuevos límites, para el desarrollo de nuestra población”, afirmó el alcalde de esta población Hilarión Achacollo.

Se esperaba para ayer el pronunciamiento de los 5.000 mineros de la zona para cumplir con el propósito de realizar la tarea de colocar los mojones en los que se considera límites de la localidad, hecho que preocupó a sus vecinos de Poopo, cuyos representantes anunciaron que se defenderán de este avasallamiento.

Enterado del conflicto, el gobernador Santos Tito anunció que solicitará el apoyo de la Comandancia Departamental de la Policía para prevenir los excesos de una u otra parte.

En este contexto la población de Huanuni realizó una masiva protesta contra el municipio de Poopó, por oponerse al crecimiento de la villa minera que tiene una población de 34 mil habitantes, que necesitan tierras y lotes para la construcción de sus viviendas más allá de la población denominada Venta y Media.

El paro de labores se efectuó en medio de tensión entre los habitantes de Venta y Media, que pertenecen a la jurisdicción de Poopó, porque los dirigentes cívicos de Huanuni habían advertido que no salgan de sus casas, para impedir una nueva delimitación que permitirá la obtención de terrenos.

El gobernador de Oruro, Santos Tito Veliz, dijo que la situación que se vive en Huanuni ha provocado tensión en las comunidades aledañas a esa ciudad minera, capital de la provincia Pantaleón Dalence.

Sin embargo, consideró que el problema, por tratarse de muy delicado, fue puesto a conocimiento del Gobierno para que por intermedio del Ministerio de Gobierno, se pueda resolver estos problemas.

Por su parte, el asambleista de la provincia Poopó, Teodoro Mamani, dijo que existe tensión entre los habitantes de Venta y Media, porque han surgido amenazas de parte de los mineros de Huanuni, “por el hecho de tener más de 34 mil habitantes y que pueden imponerse a una comunidad aledaña que pertenece a Poopó”.

Según los transportistas que llegaron de Huanuni, los caminos principales de acceso a esa población estaban bloqueados con la participación de jóvenes y adultos, pero había movilizaciones hacia el Sur de esa ciudad minera, más allá del cementerio de Venta y Media, donde los dirigentes empezaban a colocar nuevos mojones, para delimitar el territorio del municipio de Huanuni.

El dirigente de Huanuni, Ramiro Martínez, dijo que la población “no quiere enfrentamientos con los habitantes de Venta y Media, que pertenece a la provincia Poopó, sino que permitan realizar la delimitación, en base a los planos que tiene la Municipalidad, con el objetivo de ampliar el radio urbano”.

Señaló que se pidió a los comunarios de Poopó, que no limiten las tareas que se realizan en el día, para garantizar el crecimiento de Huanuni, más allá del cementerio, por una necesidad que no se puede frenar la aspiración de la gente que no tiene su terreno o su casa en ese lugar aledaño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada